Los Monstruos Respetables

Los Monstruos Respetables

Autor : Suheil Darwish
Género : Libros, Historia, Historia del siglo XX y XXI,
Leer : 1950
Descargar : 1625
Tamaño de archivo : 10.80 MB
Formato : PDF, ePub

Tomar este libro

Los Monstruos Respetables

Tristemente, los monstruos y las monstruosidades siempre abundaban y siguen abundando en el seno de la raza humana.Indudablemente, Adolf Hitler continúa siendo el mayor monstruo de la historia. A pesar de la enorme magnitud de sus monstruosidades, sigue siendo muy respetable para muchos veteranos nazis y, sobre todo, para muchos jóvenes racistas neonazis repartidos por Europa y por EEUU. Asimismo, la extinta Unión Soviética tuvo a Joseph Stalin y Leónidas Brézhnev como destacados monstruos, ya que fueron los autores del exterminio de centenares de miles de caucásicos y de afganos respectivamente.Estos dos monstruos siguen siendo respetables para un buen puñado de nostálgicos comunistas soviéticos. Obviamente, EEUU cuenta con varios monstruos, destacando entre ellos el trío: Richard Nixon, George Bush y su hijo, George W. Bush. Estos tres ejemplares fueron los autores del exterminio de centenares de miles de vietnamitas, iraquíes y afganos respectivamente. Sin embargo, siguen siendo respetables para el partido republicano y para muchos de sus incondicionales votantes.No cabe la menor duda de que el mayor monstruo de este siglo está siendo el presidente ruso Vladimir Putin. Este gran monstruo, a pesar de sus muchas monstruosidades contra las poblaciones de Georgia, Chechenia, Ucrania y Siria, sigue siendo muy respetable para millones de ciudadanos rusos insensibles.Lamentablemente, también Israel cuenta con un monstruo llamado Benjamín Netanyahu. Este monstruo es muy respetable para un elevado número de ciudadanos a pesar de sus largos años cometiendo todo tipo de monstruosidades contra la población palestina bajo la ocupación israelí desde hace cinco décadas.En cuanto a los monstruos en el seno de la clase política se refiere, lamentablemente estos han ido creciendo incesantemente a lo largo de cuatro décadas de democracia. Tristemente, a pesar de sus numerosas monstruosidades, muchos de ellos siguen siendo respetables para sus máximos dirigentes y para sus incondicionales votantes.Igualmente, en el mundo de la banca y de la gran empresa siempre ha habido y sigue habiendo muchos monstruos con conductas monstruosas, pero aún siendo así dichos monstruos se sienten respetables gracias a la protección y a los favores que les brinda determinado sector de la clase política y de los gobernantes de turno.Desgraciadamente, este planeta con sus miles de millones de almas se ha transformado en una gigantesca jungla infestada por despiadados monstruos disfrazados de políticos, de banqueros y de grandes empresarios, pero en realidad y a pesar de su aspecto humano muchos de ellos no son seres humanos aunque lo parezcan.